Asturias sufre el mayor apagón aéreo de su historia

2018 es el primer año en el que Asturias no cuenta con vuelos directos al exterior

Las conexiones aéreas de Asturias entran en una etapa sin precedentes. El aeropuerto del Principado encara el primer invierno sin vuelos internacionales de sus 50 años de historia. La suspensión del enlace que ofrecía TAP a Lisboa hasta el próximo mes de marzo y la supresión de la ruta entre Asturias y Londres-Stansted por parte de Easyjet dejan al Principado sin vuelos directos al exterior por primera vez en la historia. Pero la situación se agravó la semana pasada con otro golpe a sus conexiones nacionales. La convocatoria de ayudas públicas para establecer nuevas rutas con Madrid y Barcelona impulsada por el Gobierno autonómico quedó desierta. Ni los 2,4 millones de euros de subvención bastaron para atraer el interés de las aerolíneas.

Este aislamiento aéreo del Principado amenaza con reducir la afluencia de turistas y con asestar un golpe a su economía. “La campaña de Navidad está perdida y la de Semana Santa y Verano de 2019 camina por la misma senda”, denuncia el concejal de Economía y Empleo de Oviedo, Rubén Rosón. Ante la ausencia de vuelos directos al exterior, los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat se erigen como las dos mayores puertas de entrada a la comunidad para los visitantes extranjeros. Pero el fracaso de la última convocatoria deja solo un par alternativas para volar de Asturias a las dos principales ciudades españolas. Se trata del vuelo a Madrid operado por Iberia y de la ruta a Barcelona que ofrece Vueling.

“El año pasado promocionamos la ciudad en diez ferias diferentes. ¿Cómo vamos a seguir con esta promoción en 2019 si no hay conexiones aéreas? Es ridículo”, critica Rosón, que lamenta la, a su juicio, pasividad del Ejecutivo autonómico ante un “problema que afecta a todos los asturianos, sus organizaciones y empresas”.

La fragilidad de las infraestructuras aeroportuarias se agrava, además, por la ausencia de AVE. El tren más rápido tarda actualmente más de cinco horas en cubrir la ruta Madrid-Gijón. Algo que dificulta que los visitantes internacionales decidan viajar en tren hasta el Principado una vez aterrizados en Madrid o Barcelona.

El bajo peso del turismo internacional

Este cúmulo de factores amenaza con reducir el peso del turismo en Asturias y, especialmente, la llegada de visitantes extranjeros. Estos representan actualmente el 18,1% del total de turistas del Principado, según los datos que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este porcentaje contrasta con el 52,2% en el que se sitúa la media nacional o el 87,5% que llega a alcanzar en comunidades como Baleares.