Cinco pueblos españoles aspiran a convertirse en el escenario de la Gran Fiesta de la Luz de Ferrero Rocher

Pueblos Ferrero Rocher

MARÍA EIMIL /

Ferrero Rocher celebrará sus 30 años de vida con una Fiesta de la Luz, que se celebrará en uno de los cinco pueblos españoles que han acogido en los últimos años la iluminación de Navidad de la compañía italiana. Además, el ganador acogerá las campanadas de Telecinco.

La localidad zamorana de Puebla de Sanabria es uno de los municipios que luchan por albergar la Gran Fiesta de la Luz. Esta villa, que destaca por su valor cultural, arquitectónico e histórico, ya acogió el evento el pasado año. Desde entonces, según publican los organizadores del concurso, el turismo en esta localidad aumentó considerablemente.

Los interesados en votar a su pueblo favorito pueden hacerlo a través de la página web y entrarán en el sorteo de una de las 10 pirámides de Ferrero Rocher, con 96 bombones cada una. La campaña también incluye el sorteo de una experiencia en el pueblo ganador para asistir a las campanadas de Telecinco entre los que hayan adquirido productos de la marca.

Dos pueblos turolenses, candidatos a la Fiesta de la Luz

Valderrobres y Rubielos de Mora son los pueblos turolenses que figuran entre los candidatos a acoger la fiesta de Ferrero Rocher. Valderrobres fue el primer municipio que la compañía italiana envolvió de luz, ocurrió en 2013. Tres años después, el elegido para la celebración fue Rubielos de Mora.

Por otra parte, otros pueblos españoles como Morella, en Castellón, o Guadalupe, en Cáceres. El primero de ellos, marcado por su “rica gastronomía y su imponente castillo”, acogió la fiesta de la luz de Ferrero Rocher en su 25 aniversario. Además, Guadalupe (Cáceres) fue el pueblo ganador de la edición de 2017. Este municipio recuerda cada año la fiesta y, por esa razón, sigue usando la misma iluminación que le envolvió de luz “en aquella noche mágica”.