El festival Sonorama de la localidad burgalesa de Aranda de Duero contará con un espacio dedicado a los abuelos

PABLO LÓPEZ / 

Los abuelos tendrán su propio espacio en el festival Sonorama Ribera, que se celebrará del 7 al 11 de agosto en la localidad burgalesa de Aranda de Duero. La Ruta del Vino Ribera del Duero patrocina una iniciativa que permitirá que los mayores disfruten junto a sus nietos de música, actividades y concursos.

El Sonorama Baby, un espacio reservado a los más pequeños con el que ya contó el festival en pasadas ediciones, incorporará en esta edición una caseta exclusiva para los abuelos, que podrán conseguir, gratuitamente, una pulsera que les permitirá disfrutar junto a sus nietos de todas las actividades dirigidas a ellos.

“Queremos convertir esta cita en un evento intergeneracional al que puedan sumarse participantes de todas las edades. Se trata de una innovadora propuesta con la que se quiere acercar el festival a los sectores más veteranos de la población y que disfruten, acompañados de sus nietos, del ambiente y de la música de esta cita” explican desde la Ruta del Vino de Ribera del Duero.

Mayores y pequeños estarán acompañados por las mascotas Barry y Fina, una barrica y un racimo de uvas que serán las encargadas de animar la fiesta y de dirigir los concursos y el resto de actividades que se organizarán paralelamente a los conciertos.

La cultura del vino se puede divulgar desde la infancia porque aporta valores educativos muy importantes relacionados con la agricultura, el patrimonio, la historia y la sostenibilidad. En términos económicos, el turismo familiar es el tercero en importancia por volumen de negocio en nuestro país, por lo que se trata de un mercado estratégico“, declara el presidente de la Ruta del Vino Ribera del Duero, Miguel Ángel Gayubo.