El gran escaparate del enoturismo abre sus puertas en Valladolid

FINE

PABLO LÓPEZ / 

Cientos de personas accedieron al recinto ferial de Valladolid para conocer los atractivos del turismo vinculado al mundo del vino y para entablar contactos comerciales durante la primera jornada de FINE, un evento dedicado al enoturismo único en Europa. Con 93 bodegas y territorios representados y con compradores llegados de una quincena de países, la feria brindó a los profesionales de la enología y a los operadores turísticos la oportunidad de explorar nuevas vías de negocio.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, visitaron los expositores en compañía del director general de Feria de Valladolid, Alberto Alonso, y destacaron el potencial del enoturismo para el crecimiento económico de la ciudad, de la provincia y del conjunto de Castilla y León.

El Ayuntamiento vallisoletano colabora activamente con FINE y cuenta en la feria con un expositor que comparte con la Diputación. Además, para promocionar la ciudad, entrega a los participantes una guía con rutas turísticas.

“La coordinación público-privada es imprescindible en materia de enoturismo”, comentó Alonso acerca del apoyo recibido por la feria de las administraciones y de importantes bodegas como Ribera del Duero y Rueda.

El programa de conferencias comenzó con una intervención de Pericle Paciello, de la bodega italiana Rocca di Frassinello, que articula sus propuestas en torno a la cultura etrusca y a los restos arqueológicos de la misma.

La primera jornada de FINE sirvió también para presentar el caso de éxito de la región francesa de Burdeos, que se ha convertido en un referente internacional del enoturismo. Sylvain Boivert, del consejo Grands Crus Classés, y Vincent Labargère, director de innovación y desarrollo del Château de Rayne, fueron los encargados de exponer el proyecto.

La intervención de Paul Woolls, representante de la bodega Progeny Winery, ubicada en el californiano Valle de Napa completará, ya en la jornada de mañana (13 de febrero) el programa de ponencias acerca de experiencias enoturísticas internacionales.

Además de las conferencias, durante los dos días de feria, se desarrollarán mesas redondas en las que se abordarán cuestiones como la comercialización, la innovación, las tendencias del enoturismo en el segmento turístico de negocios y el perfil de los clientes.