El rector del Culinary Institute of America, en el jurado del concurso soriano ‘Cocinando con Trufa’

EEUU

MARÍA EIMIL /

Cocinando con Trufa es el nombre del concurso internacional que se celebrará en Soria entre el 2 y el 3 de diciembre. El jurado estará formado por 15 Estrellas Michelin, entre ellos el rector del Culinary Institute of America, Mark Erickson.

La segunda edición del certamen, organizado por la Junta de Castilla y León, a través de su Consejería de Cultura y Turismo, se celebrará en Soria y servirá para poner en valor a la “reina del mundo fungi” la trufa, y a Soria como el “destino trufero por excelencia en la temporada de frío”.

En el concurso participarán 10 chefs internacionales, llegados desde Italia, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Emiratos Árabes o Chile, entre otros países. Además, cada uno de ellos deberá estar acompañado por un estudiante de hostelería, graduado o en el último curso, que le ayudará a elaborar los platos en los que el sofisticado aroma de la trufa negra debe ser protagonista.

Un jurado de lujo

Además del rector del Culinary Institute of America, Mark Erickson, formarán parte del jurado los chefs Elena Arzak, Oriol Castro, Jesús Sánchez, el portugués Ricardo Costa y el francés Akrame Benallal, entre otros.

Los participantes de Cocinando con Trufa lucharán por un primer premio de 8.000 euros y por seguir la estela de Marco Acquaroli, quien conquistó a un selecto jurado internacional de la primera edición, que tuvo lugar en 2017, con un plato de raviolis de patata, rúcula y trufa negra. Además, este año, como novedad, habrá un premio de 2.000 euros para el segundo equipo clasificado.

Temporada de trufa

El concurso Cocinando con Trufa supondrá el pistoletazo de salida de la temporada de trufa negra, que arranca en el mes de diciembre y se prolonga hasta marzo, siendo enero y febrero los momentos culmen.

“Soria es una de las tierras truferas más importantes”, recuerdan los organizadores del certamen, “no solo a nivel nacional, sino también internacional”. En la actualidad, cuenta con la mayor extensión de zona trufera salvaje llegando a las 120.000 hectáreas de prados y bosques y alrededor de 1.600 hectáreas de fincas preparadas y seleccionadas para su cultivo.