El sector hotelero espera un invierno estable pese a la incertidumbre económica y política

PABLO LÓPEZ /

Los dueños de los hoteles creen que sus cifras de negocio se mantendrán estables durante el próximo invierno, pues esperan valores muy similares a los alcanzados el pasado año. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que basa sus conclusiones en el índice OHE, está satisfecha por mantener las cifras de 2018, por considerar que la incertidumbre económica y política genera una situación poco propicia.

“Las previsiones nos señalan que se va a producir un estancamiento en el crecimiento de la demanda, lo cual no puede tener una connotación negativa, ya que el simple hecho de igualar el invierno de 2018 sería muy satisfactorio“, explica el presidente de CEHAT, Juan Molas, que advierte, sin embargo, de que ese estancamiento puede ser un síntoma de la necesidad de “reactivar la demanda a base de una promoción eficiente y de una mejora del producto”.

Con respecto a la oferta de plazas, el 79% de los hoteleros consideran que esta se mantendrá estable, mientras que solo un 10% confía en que crecerá. En cuanto al tipo de turismo, el 63% piensa que el turismo nacional permanecerá estable y servirá para compensar las pérdidas que genere el descenso en mercados como el británico.

“En la mayoría de los índices hoteleros analizados predomina la estabilidad, aunque pueden observarse ciertos ajustes en términos de rentabilidad, motivados por la incertidumbre en torno al precio medio que enlaza tres años de subidas”, analizan desde CEHAT.