Empresarios de Madrid y Barcelona critican la idea de Colau de suprimir el puente aéreo

aviones

PABLO LÓPEZ / 

Los empresarios de Madrid y Barcelona han mostrado su oposición a la propuesta de la alcaldesa Ada Colau de suprimir o limitar el puente aéreo entre ambas ciudades. La Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) y Foment del Treball sostienen que la idea del Ayuntamiento de la capital catalana, basada en que el puente aéreo es innecesario por existir una buena alternativa ferroviaria, atenta contra la libre competencia y, de aplicarse, restaría competitividad económica a ambas ciudades.

“El hecho de que haya muchos sistemas de transporte es un mecanismo de libre competencia que garantiza el buen funcionamiento del servicio y también el precio”, explican los representantes de los empresarios madrileños y barceloneses, que añaden que la propuesta del Gobierno local de la ciudad catalana ha llegado sin un análisis previo  de los datos, de la demanda, del tráfico previsto y del volumen de pasajeros del puente aéreo.

CEIM y Foment del Treball recalcan que Madrid y Barcelona necesitan contar con un transporte aéreo que las comunique y no solo para quienes se desplazan con frecuencia entre ambas urbes, sino también, por ejemplo, para quienes desean enlazar con otros vuelos. “Es imprescindible para las dos ciudades contar con el servicio del puente aéreo, como también lo es el tren de alta velocidad. Además, hay muchos enlaces con otros destinos diversos, especialmente hacia Sudamérica”, manifiestan en su comunicado.

La alcaldesa Ada Colau insistió en una propuesta que ya había lanzado previamente su concejal de Emergencia Climática, Eloi Badía. “Es una propuesta global invertir más en tren y quizás es necesario reducir los vuelos domésticos”, expuso la regidora.

Otras organizaciones, como la Mesa del Turismo, también manifestaron su firme oposición a la supresión de vuelos entre Madrid y Barcelona. “Me parece que es un contrasentido. Cada uno tiene su forma de pensar y todas son legítimas, pero sorprende que una persona se arrogue el derecho de limitar la libertad de movimiento de los demás”, comentó el secretario general de la Mesa de TurismoGermán Porras, en declaraciones a TUR 43.