Exceltur advierte a Sánchez de que la subida salarial será “muy negativa”

Exceltur

PABLO LÓPEZ / 

El presidente de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), Gabriel Escarrer, advirtió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de las “consecuencias muy negativas” que tendría para el sector del turismo la aplicación de medidas como revertir la reforma laboral o subir el Salario Mínimo Interprofesional.

Escarrer realizó la advertencia durante el acto de inauguración del Foro de Liderazgo Turístico, organizado por Exceltur y celebrado en el recinto ferial de Ifema, en el que también intervino Pedro Sánchez. Como contraste a unas declaraciones en las que el presidente del Gobierno mencionó expresamente su deseo de “apostar en el empleo digno en el marco de un diálogo social roto por la crisis y por algunas medidas del anterior Gobierno”, el máximo responsable de Exceltur recalcó que “el avance social debe ser factible y no incidir negativamente en la economía”.

Escarrer, que ocupa actualmente el cargo de vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International, comentó que el sector turístico necesita “unos mínimos elementos de flexibilidad”, elementos que pondría en peligro el Gobierno al dar marcha atrás en la reforma laboral o al incrementar el salario mínimo.

Convertir a España en “el Davos del turismo”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aprovechó su intervención en la inauguración del Foro organizado por Exceltur para garantizar su apoyo a la industria turística, un compromiso que, según expuso, se concretará en medidas como la apertura de una ronda de negociaciones con empresarios del sector y en el impulso a la iniciativa para convertir a España en sede permanente de un congreso anual de la Organización Mundial del Turismo (OMT), una idea que ya había expresado la propia OMT.

“Quiero trasladarles la apuesta firme del Gobierno para proyectar a nivel internacional la imagen de lo que somos como país”, manifestó Sánchez durante su intervención, en la que manifestó su deseo de convertir a España en “el Davos del turismo”, es decir, en lograr que el país sea al sector turístico lo que la ciudad suiza es a la economía.