Jorge Marichal, presidente de CEHAT: “Se hace la vista gorda con las viviendas turísticas ilegales”

CEHAT

PABLO LÓPEZ / 

Jorge Marichal (Arona, Tenerife, 1973) asume con optimismo su elección como presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), certificada en asamblea general por aclamación y después de que la suya fuera la única candidatura presentada. Compaginará su nuevo cargo con el de presidente de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, que ostenta desde hace once años. En esta entrevista con TUR 43, se muestra muy crítico con la implantación de tasas turísticas y con las viviendas vacacionales irregulares, al tiempo que reclama una mayor cooperación de las administraciones públicas con el sector.

-¿Cuáles son sus principales retos como nuevo presidente de CEHAT?

-Desde CEHAT queremos transmitir la importancia que tiene el sector a nivel nacional y poder convencer a la sociedad acerca de ella. Los hoteles son muy importantes para la generación de riqueza en el país, sobre todo en cuanto a llegada de dinero procedente del extranjero. Tenemos una gran capacidad, tanto para esa generación de renta, como para la creación de empleo. Muchas veces, la sociedad y las administraciones públicas no les dan a los hoteles el retorno que habría que darles. Queremos que cuando nos haya que dar un tirón de orejas, lo hagan, pero que también, cuando proceda, nos den una palmada en la espalda. Eso tiene que notarse, por ejemplo, en una asignación en los presupuestos que permita que el sector siga creciendo y ganando competitividad.

-¿Qué opina de los movimientos que achacan al turismo problemas como la contaminación o la masificación en las ciudades?

-Hay que tener en cuenta lo que significa el concepto de sostenibilidad. Mucha gente, al apelar a él, solo se refiere a la protección medioambiental, cuando, en realidad, abarca mucho más. La sostenibilidad tiene tres patas: la medioambiental, la social y la económica. Hay lugares de nuestro país que no se podrían mantener social y económicamente sin la actividad turística, pero es verdad que el propio turismo tiene que buscar también mantener la pata medioambiental. Los hoteles españoles no somos sospechosos en cuanto al tratamiento al medio ambiente. Siempre hemos ido por delante en cuanto a protección medioambiental. De hecho, nuestra actividad está asociada muchas veces a entornos paisajísticos y culturales, por lo que somos los primeros interesados en cuidarlos. Tenemos que estar concienciados y no limitarnos a ser espectadores.

“Hay lugares de nuestro país que no se podrían mantener social y económicamente sin la actividad turística”

-San Sebastián contará con una tasa turística, al igual que otras ciudades como Barcelona. ¿Qué opina usted de esa tasa?

-Todo lo que suene a tasa tiene que estar muy justificado. Tenemos que saber a qué se va a dedicar lo que se recaude, porque las tasas se imponen para prestar un servicio. Lo malo es cuando la tasa se acaba convirtiendo en una herramienta del poder político para cargar a los sectores que pueden funcionar con el único objetivo de subir sus presupuestos. Eso acaba provocando pérdida de competitividad. Nosotros estamos en contra de cualquier tipo de tasa y mucho más cuando el fin del dinero no está consensuado.

-¿Hay preocupación en el sector hotelero por la situación de incertidumbre política y por la formación del nuevo Gobierno?

-Lo primero que nos preocupa es que no haya Gobierno. El país necesita un Gobierno y, cuando lo tenga, veremos de qué color es y la visión que tiene de la industria. El sector turístico y, en concreto, el hotelero tiene que estar bien tratado. España puede presumir de ser uno de los líderes mundiales en ese sector. Creo que hemos sabido hacer las cosas bien. Estamos preocupados como cualquier otro sector que ve cómo, en su país, todavía no hay un Gobierno que, al menos, marque las pautas de cómo va a ser el desarrollo en los próximos años.

“La tasa se acaba convirtiendo en una herramienta del poder político con el único objetivo de subir sus presupuestos”

-Uno de los grandes objetivos de la industria hotelera es captar turistas de mayor calidad. ¿Qué proyectos ha planificado CEHAT para conseguirlo?

-La competencia en turismo está cedida a las comunidades autónomas y son ellas las que llevan el peso en cuanto a proyectos para la captación de turistas. No cabe duda de que en cualquier negocio se busca, no solo trabajar en volumen, sino también una especialización que sirva para conseguir clientes de mayor gasto. Los hoteles colaboramos con las administraciones, fundamentalmente, aconsejando y también trabajamos en políticas de formación. Además, hay que tener en cuenta que la digitalización abre muchas puertas para que la segmentación sea posible, porque permite que sea más fácil llegar a un público global con un producto más específico.

-Otra de las preocupaciones de los hoteles es la proliferación de pisos turísticos irregulares.

-Son un problema porque son una competencia desleal. Una cosa son los pisos turísticos que operan de forma legal, cumplen con todas sus responsabilidades y son un tipo de negocio con el que tenemos que competir; y otra cosa son los irregulares. Hay muchas zonas del país donde se está haciendo la vista gorda con eso. Las administraciones tienen conocimiento de que hay una gran parte de la planta alojativa de vivienda vacacional o de piso turístico que no está colaborando con la distribución de la renta en nuestro país, pero no hacen nada para evitarlo. Lo único que pedimos es jugar con la misma baraja y al mismo juego. Las administraciones hacen la vista gorda con situaciones de alegalidad y yo diría también de ilegalidad.

“Parece que los datos del turismo de ciudad van a seguir siendo positivos y que el turismo vacacional procedente del extranjero ofrece muchas incertidumbres”

-Los sindicatos denunciaron que los trabajos en hostelería sin contrato o en B aumentan mucho durante la época navideña. ¿Está usted de acuerdo?

-Nosotros defendemos siempre la legalidad, no puede ser de otra manera. No podemos estar diciendo que hay que cumplir y luego hacer lo contrario. Lo primero son los derechos de los trabajadores. Tenemos que ser muy rigurosos con el cumplimiento de la normativa.

-¿Cuáles son las perspectivas del sector hotelero de cara al próximo año?

-La alegría va por barrios. Parece que los datos del turismo de ciudad van a seguir siendo positivos, quizás por encima de este año, y que el turismo vacacional procedente del extranjero ofrece muchas incógnitas, debido al Brexit, a las caídas en el tráfico aéreo por el cierre de algunas bases y a lo ocurrido con Thomas Cook. La alegría va por barrios pero, pese a ello, no creo que vayamos a encontrar una enorme tristeza en ningún destino.

“Creo que el norte es, quizás, la zona donde tenemos una mayor capacidad de proyección”

-¿Cuáles cree que son los puntos fuertes del norte de España como destino turístico?

-El norte de España constituye una gran oportunidad. La pasada semana estuve en Oviedo, con representantes de las diferentes patronales del norte, y he visto que el sector está muy unido. Veo esa Fuerza del Norte, como la llaman ellos. Creo que el norte es, quizás, la zona donde tenemos una mayor capacidad de proyección. En otros sitios, con un turismo más tradicional y de tantos años, es mucho más difícil crecer.