La erupción del volcán neozelandés deja 16 víctimas mortales

Nueva Zelanda

REDACCIÓN / 

Militares del Ejército de Nueva Zelanda han conseguido recuperar seis cadáveres de la Isla Blanca de Nueva Zelanda tras una arriesgada misión para sacar los cuerpos de los ocho turistas que seguían desaparecidos tras la erupción del volcán Whakaari. En total, son ya 16 las víctimas mortales por el suceso (cinco cadáveres rescatados el día de la erupción, tres heridos que fallecieron a causa de sus heridas, los seis cuerpos sacados de la isla en la última operación de rescate y los dos que siguen desaparecidos).

La erupción de Whakaari ocurrió el pasado 9 de diciembre, poco después de las dos de la tarde, hora local, las dos de la madrugada en España. En el momento del suceso se encontraban en la isla unas 50 personas, algunas de las cuales realizaban un viaje turístico.

Las autoridades locales y el Gobierno de Nueva Zelanda advierten del riesgo de que se produzcan nuevas explosiones, motivo por el cual se habían retrasado las expediciones de rescate. La presión de los familiares de los desaparecidos fue el motivo por el que, pese al riesgo de nuevas erupciones, militares y fuerzas de seguridad decidieron acceder a la isla.