Los hoteles exigen a las administraciones medidas contra la violencia desencadenada por la sentencia del ‘Procés’

PABLO LÓPEZ / 

Los temores que habían expresado los dueños de los hoteles de Barcelona se cumplieron y las sentencias a los líderes del Procés desencadenaron una situación de violencia e inseguridad en las calles de las principales ciudades catalanas. El Gremi d’Hotels de Barcelona está muy preocupado por los incidentes y reclama, en un comunicado, que las administraciones “tomen las medidas oportunas para propiciar el diálogo y el entendimiento necesario” para evitar que hechos como los del fin de semana se repitan.

“El Gremi d’Hotels de Barcelona, que respeta el derecho de manifestación de las personas, pide que estas expresiones se hagan desde el espíritu de la convivencia, el civismo y la tranquilidad”, explica el comunicado, que califica los incidentes ocurridos en las calles como “gravísimos”.

Daños en el mobiliario urbano, fuego en las calles, calles cortadas, lanzamiento de adoquines, vuelos cancelados y cruceros que deciden desviar su ruta son algunas de las consecuencias de la revuelta que ya han llegado. Los dueños de los hoteles recalcan que la imagen general que ofrece Barcelona estos días puede ahuyentar al turismo, con las consecuentes repercusiones sobre la economía de toda la ciudad.

“Las imágenes que dejan estos hechos resultan especialmente perjudiciales para la reputación que proyecta la ciudad a todo el mundo y pueden derivar en una grave afectación directa sobre la actividad turística y hotelera en Barcelona, así como sobre su conjunto socioeconómico”, advierte el Gremi.