País Vasco y la OMT impulsan el primer concurso de startups de turismo gastronómico

Startups de turismo gastronómico

La riqueza de su materia prima y la innovación a los fogones han encumbrado a País Vasco a la vanguardia gastronómica. Ahora la comunidad foral aspira a dar un paso más y hacer de su oferta culinaria un motor turístico. Para ello, el Basque Culinary Center y la Organización Mundial del Turismo (OMT) lideran una iniciativa pionera en el mundo. Se trata de la convocatoria de la primera Competición Mundial de Start-ups de Turismo Gastronómico.

Mediante este concurso, se premiarán aquellos proyectos innovadores que mejor ayuden a integrar la gastronomía como parte de los viajes. El objetivo es que estas iniciativas logren aprovechar la riqueza culinaria de la comunidad para brindar experiencias únicas a los visitantes.

El proceso de selección de proyectos correrá a cargo de BCC Innovation mediante su programa Culinary Action!. A través de este ya se aceleraron alrededor de medio centenar de startups que aportan soluciones innovadoras  y sostenibles a la cadena de valor de la gastronomía.

Un escaparate global en San Sebastián

Los ganadores de esta competición tendrán un doble premio. Por un lado, recibirán el asesoramiento y acompañamiento personalizado de expertos del Basque Culinary Center en la aceleradora Culinary Action!, con el objetivo de que puedan seguir creciendo. Por otro, tendrán la oportunidad de exponer sus proyectos en uno de los mejores escaparates. Se trata del quinto Foro Mundial de Turismo Gastronómico, que se celebrará en San Sebastián entre los días 2 y 3 de mayo del próximo año.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, destacó la importancia de impulsar este tipo de programas. “La innovación y las inversiones turísticas no son un fin en sí mismo, sino un medio para fomentar mejores productos turísticos, mejorar la gobernanza del turismo y aprovechar su probada sostenibilidad, creando empleos y generando oportunidades”, afirmó. Por su parte, Joxe Mari Aizega, director de Basque Culinary Center, subrayó que “la educación y la innovación son fundamentales para el desarrollo de un turismo gastronómico sostenible”.