Recomendaciones para un turismo ético en Euskadi

Euskadi

PABLO LÓPEZ / 

Respetar los derechos de los turistas, incorporar la igualdad de género y el compromiso con el medio ambiente, garantizar la seguridad de los visitantes y promover entre quienes llegan las tradiciones y peculiaridades locales. Estos son los principales objetivos que persigue el Código Ético del Turismo en Euskadi, que han suscrito el Gobierno vasco y diferentes entidades vinculadas a la gestión turística.

“Más que un compromiso, es una llamada a la acción, la incorporación de una filosofía de trabajo transversal con otros sectores, como el consumo, la cultura o el comercio. Es una acción que nos hará, sin duda, mejores”, comentó la consejera de Turismo, Comercio y Consumo, Sonia Pérez Ezquerra.

La nueva normativa ética que regirá el turismo en el País Vasco adapta, para las particularidades culturales propias, las recomendaciones de la Organización del Turismo Mundial (OMT) y los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. Además, han colaborado en su redacción agentes del sector turístico vasco, de la Secretaría de Estado de Turismo y de la propia OMT.

Turismo respetuoso

Si hay un aspecto en el que el Código del Turismo en Euskadi hace especial hincapié, es el respeto. Así, el texto recalca que las personas que lleguen a la comunidad autónoma deben recibir información que los emplace a respetar las leyes, la cultura y los hábitos y usos sociales. El respeto ha de ser mutuo, pues las recomendaciones también incluyen la obligación de los establecimientos de tener en cuenta las formas de vida, expectativas y creencias de los turistas.

El medio ambiente tiene también una gran relevancia y, así, el código propone poner en marcha medidas que sirvan para impulsar los establecimientos sostenibles y para conseguir una mayor desestacionalización y descentralización.