Las dos caras del turismo: los hoteles crecen al mismo ritmo que caen los hostales

Los hoteles en España

El sector turístico español se mueve este año a dos velocidades. La península resiste, mientras los archipiélagos pierden visitantes por el frenazo del turismo de sol y playa; las casas rurales siguen su escalada, mientras los apartamentos turísticos ven cortada su trayectoria de los últimos años. Algo similar ocurre con la oferta de alojamientos. El país pierde seis establecimientos en los últimos doce meses. Pero este descenso no se distribuye de igual manera entre todos los segmentos. Mientras el número de hoteles en España se dispara en 106 unidades, los hostales y pensiones, por el contrario, continúan declinando y reducen su número en 112 alojamientos.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), España cuenta ahora con 15.192 establecimientos hoteleros. La mayor parte de ellos (8.525) son hoteles. El resto (6.667) se reparten entre aquellos que no cuentan con estrellas de oro: hostales y pensiones.

Este cambio de tendencia en favor de los hoteles (de mayor categoría y tamaño) provoca que la capacidad hotelera aumente incluso pese a reducirse el número de establecimientos. Así, el número de habitaciones se dispara ya hasta las 786.503, según los datos a cierre de octubre. Son 11.290 más que a estas alturas del año pasado, gracias a la apertura de nuevos hoteles.

Aperturas de cuatro y cinco estrellas

El mercado de los alojamientos turísticos se inclina del lado de los hoteles y, dentro de ellos, el segmento de lujo brilla con luz propia. Las nuevas aperturas provocan que el número de hoteles de cuatro y cinco estrellas en España se dispare hasta máximos históricos.

Son ya 319 los hoteles de la máxima categoría (cinco estrellas) que están presentes en el país. Son nueve más que en octubre del año pasado. Pero el crecimiento se hace aún más patente entre la categoría que le precede. Los establecimientos de cuatro estrellas copan siete de cada diez nuevas aperturas. Existen 2.480 establecimientos de este tipo en el país, tras incorporar 72 nuevos alojamientos en los últimos doce meses.

Este cambio de tendencia amenaza incluso el reinado de los hoteles de tres estrellas. De momento se mantiene como la categoría con más representación en el sector turístico español (2.640), aunque su número se ha estancado: solo suma tres unidades más que en octubre del año pasado.

A más distancia se sitúan los establecimientos de dos estrellas (1.916, ocho más que el año pasado) y de una estrella (1.170, 14 más que en octubre de 2017).