Un Parador de cuatro estrellas en Lugo, la nueva propuesta de la Xunta

cuartel de san fernando

MARÍA EIMIL /

Un Parador Museo de cuatro estrellas orientado a la romanización de Lugo y de Galicia es el proyecto que propone la Xunta para el Cuartel de San Fernando, un edificio que cuenta con la categoría de Bien de Interés Cultural. La rehabilitación se enmarca en el Proyecto integral para el impulso del turismo cultural en Lugo y supone dotar al edificio de nuevos servicios para impulsar la ciudad como referente en este ámbito.

El conselleiro de Cultura y Turismo, Román Rodríguez, trasladó la propuesta durante una rueda de prensa, en la que estuvo acompañado del delegado del territorial, José Manuel Balseiro, tras un encuentro con la plataforma ciudadana que apuesta por la rehabilitación del inmueble.

Una inversión de casi 11 millones

El proyecto contempla la puesta en marcha de un espacio de musealización in situ para difundir el valioso patrimonio de la ciudad entre los lucenses y visitantes. El Parador, de cuatro estrellas, contaría con unas 45 habitaciones, más de 100 plazas, tres salones para albergar a unas 175 personas y un restaurante y un salón de comidas enfocados al producto local, con capacidad para 75 comensales.

Según destaca la Xunta, supondría un impacto económico de 1,6 millones de euros en su primer año de vida y generaría un mínimo de 30 empleos directos, “además del efecto multiplicador de la zona”.

En este sentido, el gobierno gallego se compromete a financiar el 50% del proyecto, que supondría una inversión de 10,8 millones de euros, mientras que el otro 50% sería financiado por las instituciones implicadas.

Revulsivo para el turismo lucense

“Lugo es la pieza que falta en Paradores”, señaló el conselleiro de la Xunta. Román Rodríguez también señaló que el proyecto viene motivado por la categoría de este edificio, calificado de Bien de Interés Cultural. Y es que 45 de los 97 Paradores que existen en España se localizan en emplazamientos que cuentan con esta distinción. 

También apuntó que supondría “un importante revulsivo de la oferta turística”, ya que la ocupación media de los establecimientos de la cadena hotelera pública se sitúa en un 74%, frente al 52% de Lugo. Además, favorecería la internacionalización del destino, ya que” la media de visitantes en los establecimientos de Paradores es del 36%, frente al 15% de la capital lucense”.

El legado romano de Lugo

El Proyecto integral para el impulso del turismo cultural en Lugo, elaborado por la Xunta, incluye “una reformulación de la oferta museográfica de la ciudad a través de dotaciones culturales de distinta titularidad” y el objetivo es poner en valor el legado de la romanización, tanto en la capital lucense como en la provincia, con la primera como protagonista.

Además de la puesta en marcha de un Parador Museo en el Cuartel de San Fernando, la propuesta pasa por la creación de un museo de la romanización a través de la gestión compartida de varios centros, entre ellos el Museo Interactivo de la Historia de Lugo (MIHL), de titularidad municipal, o el Castro de Viladonga, en Castro de Rei, de titularidad autonómica.

Los nuevos Paradores

Precisamente Galicia contará con un nuevo establecimiento de la cadena hotelera pública en 2020, concretamente en Muxía. Se trata del Parador de Costa da Morte, que fue prometido durante el gobierno de José María Aznar, tras la catástrofe del Prestige, y que verá la luz, como tarde, a mediados de marzo.