Un vino submarino en aguas de Euskadi

Fitur

PABLO LÓPEZ / 

El stand de Euskadi en Fitur servirá como marco para presentar un nuevo tipo de enoturismo, que llega de la mano de la primera bodega submarina del mundo. Crusoe Treasure ofrece a los amantes del vino la posibilidad, no solo de catar sus caldos, sino también de conocer, con un recorrido en barco, la vizcaína bahía de Plentzia, bajo cuyas aguas estos se enriquecen con el influjo marítimo.

“Son vinos que reúnen la esencia de los terruños más extraordinarios con la pasión de maestros enólogos y el alma del mar”, explican los responsables de la bodega, con más de diez años de experiencia en la investigación del vino submarino.

Turistas de Europa. Estados Unidos, China y Rusia han visitado ya estas bodegas, participando en alguno de los tipos de catas que esta oferta. Así, los que llegan a la bahía pueden optar por una sencilla cata en tierra, por una cata comparada de diferentes variedades o por una que incluye el paseo en barco.

“Personas del equipo fundador de Bodega Crusoe Treasure te contarán con pasión la historia del proyecto. Podrás catar nuestros vinos submarinos, compararlos con los mismos vinos envejecidos en bodega o recorrer el espectacular paisaje de la Bahía de Plentzia a bordo del barco”, comentan los responsables de la iniciativa que se presentará en el expositor de Euskadi en Fitur.