Se alquila casa abandonada por 50 euros al año para reactivar el rural

acasadapoza

MARÍA EIMIL /

“Os presentamos A Casa da Poza una antigua casita familiar situada en la aldea de Poulo“. Con este mensaje se dirigen los propietarios a los interesados en hacerse con esta vivienda, ubicada en Gomesende (Ourense), para desarrollar un proyecto que permita “la reactivación del rural gallego”. Para ello, ofrecen un contrato de ocho años, prorrogable a 10 por un alquiler de 50 euros anuales al grupo de personas “que decididamente apueste por la vida en el rural”.

Esta casa de 200 metros cuadrados de superficie dispone de una cocina cuatro habitaciones, un baño y un servicio en la planta superior; un corredor con barandilla y un patio de 50 metros, con bodega y un secador de chorizos. También dispone de un muro de piedra de tres metros de alto, una poza seca y un terreno disponible para crear una huerta. Además, cuenta con un pozo propio y, según indican los propietarios, “la extensión al saneamiento público por parte de la administración está en proceso”.

POZA
Al lado de la vivienda hay una poza de uso público
BODEGA
La bodega de A Casa da Poza

A pesar de que lleva 10 años en desuso, su estado de la casa es habitable. Eso sí, necesita una reforma en el tejado y acondicionamiento antes de entrar a vivir, además de un mantenimiento constante mientras se habite en ella. Lo mismo ocurre con los terrenos adyacentes, que también necesitan trabajo para su acondicionamiento.

BARANDILLA
Corredor con barandilla que da al patio de la vivienda

El contrato está dirigido a aquellas personas que tengan ganas de habitar, cuidar, dar vida y reformar esta vivienda del rural gallego, ubicada en una aldea muy poco poblada y rodeada de naturaleza virgen, apuntan los propietarios en la web que han habilitado para el alquiler de A Casa da Poza.

Comprometerte a vivir en la casa, hacer un acondicionamiento y arreglos previos a instalarse y trasladarse a la vivienda en un plazo máximo de tres meses son algunos de los requisitos que establecen los propietarios, que también recuerdan la necesidad de cuidar e invertir en las fincas.

HABITACION
Una de las tres habitaciones con las que cuenta A Casa da Poza

Requisitos y plazo de inscripción

El contrato está abierto a grupos, colectivos, familias, entidades o jóvenes con proyectos de reactivación económica en el rural que se presenten como candidatos para habitarla y ganen el concurso, que estará abierto hasta el 30 de abril. A partir de esa fecha se examinarán las solicitudes presentadas y el 1 de mayo arrancarán las entrevistas, con el objetivo de que entre el 30 de junio y el 1 de julio pueda tener lugar la firma del contrato con el grupo que sea seleccionado finalista.

Algunas circunstancias que favorecen en el proceso de selección es que los propietarios residan en Ourense, Galicia o que tengan un vínculo con este territorio;  intención de permanecer en el lugar durante el periodo establecido o que tengan de conocimientos de albañilería, carpintería y construcción. También se valorará que el proyecto de vivienda vaya acompañado de un proyecto laboral acorde con el modo de vida rural y que tengan previsto empadronarse en Gomesende, de forma que pasen a ser ciudadanos de pleno derecho.