Arte y vino se fusionan en los carteles para promocionar las rutas por las bodegas gallegas

Bodegas

MARÍA EIMIL /

Artistas gráficos de todo el mundo han participado en la 14ª edición de la Bienal Internacional de Cartelismo-Concurso Francisco Mantecón, impulsada por Terras Gauda. El objetivo del certamen es diseñar la imagen publicitaria para promocionar la 9ª y la 10ª edición de la Jornada de Puertas Abiertas de las Rutas de los Vinos de Galicia, una acción desarrollada por Turismo de Galicia en colaboración con las cinco asociaciones que las gestionan.

Más de 40 diseñadores, entre los que se encuentran los ganadores del certamen, accederán a la segunda fase del concurso, en la que lucharán por ser elegidos para promocionar las cinco zonas vitivinícolas de Galicia: Monterrei, O Ribeiro, Rías Baixas, Ribeira Sacra y Valdeorras. Se valorarán, entre otros aspectos, la fácil identificación de la imagen con el enoturismo en la comunidad y la originalidad. El plazo para presentar los trabajos se cerrará el 30 de diciembre.

Los finalistas para promocionar el enoturismo gallego

El arte y el mundo del vino se fusionaron en la Bienal Internacional de Cartelismo-Concurso Francisco Mantecón, con la que la bodega gallega reivindica “el cartelismo como puente de unión entre culturas y sociedades diversas”. En el certamen participaron más de 1.400 obras de 66 países y Terras Gauda repartió 17.000 euros en premios.

El primer premio, dotado con 10.000 euros, se lo llevaron Eva Unt y Margus Tammik, del estudio de diseño UNT/TAMMIK, ubicado en Tallín; mientras que el segundo fue a parar a Florida (EE.UU.), al cartel elaborado por Remi Jeffrey-Coker. En total, en las 14 ediciones de este certamen, se han presentado más de 18.000 trabajos realizados por artistas gráficos de 100 nacionalidades distintas.

Rutas de los Vinos de Galicia

El programa de las Rutas de los Vinos de Galicia incluye, entre otras actividades, las visitas guiadas y gratuitas a las bodegas participantes en la promoción. Además, al finalizar el recorrido, los asistentes podrán degustar los vinos.

En cada zona vitivinícola se articula una programación especial para los fines de semana, ofreciendo la posibilidad de realizar catas comentadas, visitas guiadas a cascos históricos, talleres especiales para niños, disfrutar de descuentos en alojamientos, paseos en barco, paseos entre viñedos, etc. Además, los restaurantes que participan en esta acción promocional elaboran menús enogastronómicos especiales.