Estados Unidos y Portugal sostienen el repunte del turismo en España

Radiografía del turismo interior en España

Las estimaciones del propio Gobierno apuntan a que 2018 será el año en el que se corte la racha del turismo en España. La recuperación de destinos emergentes como Egipto, Turquía o Túnez está provocando una fuga de turistas de sol y playa que se hace notar de manera especial en Canarias y Baleares. Pero el sector se resiste a aceptar ese destino. Tras moverse casi todo el año en cifras inferiores a las de 2017, la llegada de turistas se ha acelerado en los últimos meses hasta situar el balance en positivo. El país registró la llegada de 73,86 millones de visitantes extranjeros entre enero y octubre. Son 362.562 (un 0,5%) más que en el mismo periodo del año anterior. Con la pata del turismo de sol y playa tambaleándose, dos mercados se han erigido como los mejores apoyos del sector turístico español: Portugal y Estados Unidos.

Los dos países brillan con luz propia este año. Estados Unidos ya se sitúa como el mercado emisor que más crece tras elevarse un 10,2% la llegada a España de turistas procedentes de este país. Fueron un total de 2,6 millones hasta el pasado mes de octubre. Con este fuerte aumento se refuerza el segmento de viajeros de largo radio. Era una de las asignaturas pendientes del sector turístico, que logra por esta vía una mayor fuente de ingresos y, además, reforzar segmentos como el turismo de lujo o de cruceros, que este año están pulverizando todos sus registros. Esta situación se plasma en que casi la mitad de estos visitantes (el 42%) elige Cataluña, la capital española de los cruceros, como destino. A más distancia se sitúan la Comunidad de Madrid (27%) y Andalucía (12%).

El país vecino, por su parte, vive una doble situación. Por un lado, Lisboa y Oporto se erigen como dos de los principales destinos turísticos de Eropa. Por otro, cada vez son más los portugueses que, al calor de la recuperación económica que vive el país, deciden disfrutar de unos días de su descanso lejos de su país. Es ahí donde, por su ubicación geográfica, emerge España. La llegada de turistas lusos a nuestro país se dispara un 9,7%, hasta los 2,04 millones de personas. Galicia, al acaparar el 17% de las llegadas de estos turistas, es la comunidad que más aprovecha esta tendencia, seguida de Andalucía y Castilla y León (ambas con un 16% del total).

De esta forma, solo entre Estados Unidos (240.578 visitantes más) y Portugal (180.111) explicarían el repunte del turismo en España, que avanza en 362.562 personas. Estos dos países ocupan parte del vacío dejado por Alemania (517.118 visitantes menos respecto a 2017) y Reino Unido (379.260 menos).